1501155630348.jpg

1501155650431.jpg

JESÚS ESMORÍS - CEO  Consejero Delegado

Cuando hace cinco años definimos nuestro posicionamiento lo hicimos con el convencimiento de estar apostando por el camino correcto, tomando la crisis del petróleo y las materias primas como una oportunidad para reforzarnos y sentar las bases de lo que hoy ya somos: un proveedor global de soluciones tubulares.

Con esa visión nos reforzamos operacional y comercialmente, definimos una estrategia basada en la diversificación, la innovación y la excelencia, y nos propusimos crecer geográfica y sectorialmente y hacerlo con un posicionamiento Premium. Se trataba de reforzar la oferta de producto para poder apostar por las soluciones más complejas del mercado, aportando valor ahí donde éramos más competitivos.

Desde aquel planteamiento todos nuestros esfuerzos han ido dirigidos en esa dirección y, ahora más que nunca, podemos estar orgullosos de estar accediendo, de manera exitosa, a los proyectos más complejos del mercado. Unos proyectos que nos han permitido disponer de una cartera de pedidos Premium a tres años que supera los 700 millones de euros, cumpliendo hitos históricos en TUBACEX.

Y lo hemos hecho apostando por la innovación, con la mejora y desarrollo de nuevas tecnologías y productos; la mejora continua en nuestros procesos, fundamental para alcanzar los niveles de competitividad necesarios; y las personas, con equipos de alto rendimiento capaces de transformar las demandas más exigentes en soluciones de alto valor añadido y dispuestos a dar el mejor servicio. Tres piezas fundamentales en nuestro ADN empresarial que han impulsado nuestra incuestionable transformación y sobre las que sustenta su éxito.