1509984844531.jpg1509984884446.jpg

PLAN ESTRATÉGICO 2016-2020

En su afán de seguir mejorando y avanzando en el camino de la excelencia empresarial, TUBACEX lanzó un nuevo plan estratégico en 2016 con un horizonte temporal de cuatro años.

Gracias a su anterior plan estratégico, TUBACEX fue ampliando su cartera de productos y servicios transformándose poco a poco en un proveedor de soluciones tubulares. El nuevo plan tiene como objetivo fundamental acelerar este proceso y reforzar el posicionamiento del Grupo como proveedor de soluciones tubulares integrales. La evolución llevada a cabo en los últimos años hacia productos de alto valor añadido ha permitido a TUBACEX acercarse a su cliente final, conocer sus necesidades y, por tanto, estar en una posición ventajosa para aprovecharse de ese conocimiento y desarrollar una oferta más amplia.

OBJETIVO 1
Reforzar el posicionamiento de TUBACEX como proveedor global de soluciones tubulares
Para ello, es necesario crecer en toda la cadena de valor y estar presente en todas las fases necesarias para ofrecer una solución integrada, desde el diseño del concepto hasta la instalación y mantenimiento de la solución.

OBJETIVO 2
Reducir la volatilidad
A través de tres vías fundamentales: diversificación de los sectores de actividad que emplean los productos, diversificación de productos hacia aquellos con mayor valor añadido y reducción del impacto de las materias primas en la rentabilidad de los pedidos.

OBJETIVO 3
Alcanzar una cifra de facturación de 1.000M€
La consecución de una cifra de ventas de 1.000 millones de euros se realizaría en dos etapas. En una primera fase, con un mercado normalizado y el actual mix de ventas; y una segunda tras alcanzar el posicionamiento completo como proveedor de soluciones tubulares integrales.

OBJETIVO 4
Obtener un nivel de excelencia por encima de 500 en el modelo EFQM
El modelo EFQM de Calidad y Excelencia es una herramienta para impulsar y estimular la mejora continua en entornos empresariales. El Grupo TUBACEX se somete anualmente a una autoevaluación para medir la evolución de su excelencia en la organización. Los resultados desde 2013 muestran una evolución favorable en todos los criterios de evaluación con resultados destacables especialmente en los criterios de “Estrategia”, “Liderazgo” y “Productos, Procesos y servicios”. La identificación de los puntos fuertes y débiles aplicados a diferentes ámbitos de la organización son el punto de partida para el proceso de mejora continua. A raíz de ello se procede a una priorización que desencadena en planes de acción específicos, persiguiendo una gestión más eficaz y eficiente.

1509984884354.jpg