1516971453240.jpg

1516972012819.jpg

JESÚS ESMORÍS - CEO  Consejero Delegado

En los últimos meses hemos comenzado a observar los primeros signos de recuperación en un mercado muy debilitado y dominado hasta ahora por la incertidumbre. Entre ellos se encuentra la progresiva reactivación de proyectos que, como consecuencia de la coyuntura internacional, se habían visto paralizados arrastrando nuestro progreso, pero no con ello nuestros avances en el ámbito del diseño y fabricación de soluciones tubulares de alto valor tecnológico, llegando a alcanzar, año tras año, cifras de venta récord en productos Premium.
En los próximos meses confiamos en que las previsiones que rodean al sector energético se cumplan pudiendo dar forma a nuestro proyecto empresarial y poniendo en valor el trabajo que nuestros equipos han desempeñado y desempeñan con el objetivo de preparar la compañía para las nuevas reglas de juego. Y es que en los últimos meses hemos venido anunciando un cambio en la forma de concebir el negocio en un mercado que al igual que nosotros se ha transformado.
Vemos el futuro inmediato con relativa tranquilidad. Las perspectivas del sector del petróleo son halagüeñas corrigiendo el desequilibrio acumulado en los ejercicios anteriores. Igualmente se esperan crecimientos en la demanda eléctrica y gasista en un contexto de recuperación que parece generalizado.
Con ello, esperamos que 2018 sea el año de cambio de tendencia en el que podamos demostrar nuestra capacidad de hacer frente a los desafíos más exigentes del mercado, acompañando a nuestros clientes, con visión innovadora y vocación de servicio. Porque nuestro propósito para este año es contribuir a que ellos cumplan los suyos.