1525788670924.jpg

1525789649825.jpg

JESÚS ESMORÍS - CEO  Consejero Delegado

En los últimos años hemos sufrido una volatilidad sin precedentes a raíz de la sucesión de una serie de efectos externos que han derivado en una tormenta perfecta cuyas consecuencias eran difíciles de prever. Esta situación desembocó en un estado general de incertidumbre, que amenazó con nublar nuestras previsiones de crecimiento poniendo a prueba la solidez de nuestro modelo de negocio.

La brusca caída de los precios del petróleo y las materias primas, principalmente níquel, tuvo un impacto directo e inmediato sobre las inversiones con una drástica reducción de los presupuestos que afectó a toda la cadena de valor. Si sumamos a este escenario otros efectos como la alta presión en precios procedente del mercado asiático, el desempeño del euro frente al dólar o las recientes medidas proteccionistas sobre el acero anunciadas por el gobierno de EEUU, da como resultado una debilidad económica que dificulta la gestión y la obtención de resultados sostenibles en el tiempo.

A pesar de todo lo anterior, TUBACEX ha demostrado la fortaleza de su plan estratégico, mitigando los efectos externos y su impacto en la cuenta de resultados a través de un plan de gestión basado en cuatro ejes fundamentales; el primero de ellos orientado a impulsar el crecimiento a través de productos de alto valor tecnológico y un mejor posicionamiento en nuestra cadena de valor reduciendo a su vez los riesgos gracias a una estrategia centrada en la diversificación de sectores; el segundo orientado a ganar en competitividad y flexibilidad a través de mejoras productivas; en tercer lugar apostando por la Innovación como valor diferenciador y agente transformador; y finalmente en cuarto lugar, una filosofía basada en la mejora continua y con la excelencia como meta.

De esta manera hemos ido avanzando a contracorriente, como ya lo hemos hecho en otras ocasiones en nuestros 55 años de historia, mirando al futuro con la determinación y confianza de estar tomando la dirección correcta.