1549884672438.jpg

1549876714868.jpg

MR. CHEN DEQIANG
Director de compras adjunto de DBC
TTI firmando un contrato con el Vicepresidente (Sr. He Dongping) de DBC durante la Expo.

El mercado de la energía térmica basada en el carbón en China se ha reducido en casi un 50 % en los últimos cinco años. ¿Cómo cree que evolucionará en los próximos 5 años?

Esperábamos que la producción de la central de Dongfang Boiler alcanzara los 21 GW en 2018, una cifra más o menos similar a la de años anteriores. Esta cifra debería ser superior a la producción obtenida en Harbin y Shanghai. Sin embargo, la mayoría de los materiales necesarios para producir estos 21 GW ya se adquirieron el año pasado, o incluso con anterioridad. Además, el número de proyectos nuevos se ha reducido en un 50 %. Por lo tanto, para el año 2019, prevemos una producción de 15 GW, con muy pocas unidades de 1000 MW, algunas unidades de 660 MW y algunas unidades de 350 MW. La mayoría de las unidades de 350 MW se destinarán a la industria y a la cogeneración. Teniendo en cuenta que el segmento de la calderería está tratando de reducir las existencias de materias primas, los datos sobre la demanda efectiva para el 2019 no son muy optimistas. Es difícil saber cómo evolucionará el mercado más allá de 2019, pero lo que sí está claro es que los años de rápido crecimiento han llegado a su fin.

Según nuestras estadísticas, en China hay alrededor de 200 proyectos relacionados con la energía térmica pendientes de ser ejecutados. ¿Qué porcentaje aproximado de proyectos cree que acabará realizándose?

En la actualidad, Dongfang Boiler ha sido escogida para llevar a cabo numerosos proyectos. El problema es que nadie puede estar seguro sobre qué proyecto se iniciará o se cancelará de repente. Actualmente, en los proyectos de calderería es habitual no iniciar el aprovisionamiento y la producción hasta que se ha recibido un pago inicial por un importe suficiente. Los motivos que pueden conllevar la suspensión de un proyecto pueden variar mucho de un caso a otro, y pueden deberse, por ejemplo a políticas gubernamentales, problemas financieros, el impacto ambiental, etc. Al mismo tiempo, los productores de electricidad independientes, conocidos como PIE, no reciben unos incentivos lo suficientemente sólidos para iniciar nuevos proyectos, ya que el número de horas de funcionamiento de la mayoría de las centrales eléctricas siguen siendo muy bajo.

¿Qué estrategia seguirá DBC para compensar la reducción de la demanda de energía térmica tradicional basada en el carbón?

Los mercados extranjeros pueden ser una de las soluciones. Dongfang está desarrollando algunos proyectos nuevos en el sudeste asiático, principalmente de unidades de 660 MW o 350 MW. Además, también participa en diversos proyectos energéticos basados, por ejemplo, en la energía solar térmica, la biomasa y la incineración de residuos. Sin embargo, el volumen global del llamado nuevo negocio de la energía no es lo suficientemente importante.

¿Cuál es la situación del proyecto Hamrawein?

Dongfang Electric Group, es decir, Dongfang Boiler, suministrará todas las calderas para las 6 unidades de 1000 MW y Shanghai Electric Group suministrará todas las turbinas y generadores. La adquisición de materias primas no se iniciará hasta el segundo semestre de 2019.

Algunos de los PIE se han fusionado entre sí en los últimos años. ¿Sucederá lo mismo con las grandes compañías?

Actualmente, este tema no es tan candente como hace un año. Sin embargo, no podemos descartar la incorporación de compañías eléctricas. Si esto ocurre, entonces la rentabilidad de los proyectos de calderería podría mejorar y, en consecuencia, las condiciones de aprovisionamiento serán menos exigentes. Por lo tanto, sería una buena opción para los proveedores de materiales.